RUTA AGROALIMENTARIA POR LAS TIERRAS DEL CAMPO DE DAROCA Y EL JILOCA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

ARAGÓN TIENE MUCHA TRADICIÓN Y CULTURA MILENARIA EN CUANTO A GASTRONOMÍA SE REFIERE.

Hoy nos vamos por las tierras del campo de Daroca y el Jiloca donde encontramos un riquísimo, nunca mejor dicho, patrimonio gastronómico. Además, ponen en marcha muchas iniciativas agroalimentarias para impulsar su rica y variada oferta. El jamón de Teruel, producto estrella, el azafrán otro de sus productos TOP, y otros muchos como el trigo duro, la miel, etc.

¡PODCAST!

Pasear por Daroca y el Jiloca siempre es entretenido. Es un territorio amable que se presta a recorrerlo en familia disfrutando del rico patrimonio de las comarcas como Anento, Daroca, Peracense, la Laguna de Gallocanta, Ojos Negros o la Abuela de Bea

Lo que traemos hoy no es propiamente una ruta como tal, pero ya te digo que merece la pena. Nosotros lo hemos titulado Ruta Agroalimentaria por la Comunidad de Aldeas de Daroca.

Se trata de una ruta que combina las catas agroalimentarias, la visita a algunos productores agroalimentarios y la visita a museos dedicados a productos alimenticios típicos de esta zona. Podemos comenzar por la primera visita en Monreal del Campo, cuna del azafrán y que dispone desde 1981 un museo dedicado a este producto. Está situado en una de las casonas solariegas del Jiloca y te muestra el proceso de cultivo de esta especie que es una de las más caras del mundo.

En segundo lugar tenemos el museo del Jamón de Calamocha. ¡Ya sabes, Calamocha es jamón y se ve en grande cuando pasas por la autovía A23! Tienen un super jamón de 4 metros!.  El museo está en la entrada del pueblo y allí te explican de forma súper amena, el papel del cerdo en la vida de los habitantes de Teruel, desde un punto de vista etnográfico hasta el valor que, en las últimas décadas, ha tenido la industria cárnica y el jamón de Teruel en el pueblo. Y después de ver el museo lo mejor es hacerte un bocadillo de jamón de Teruel en uno de los muchos bares y restaurantes de Calamocha.

La Tercera parada es el Museo de la Pastelería de Daroca. Este museo es una cucada. Tienen moldes de caramelos alucinantes, maquinaria de todo tipo… y te explican como Manuel Segura llevan más de 100 años endulzando Daroca y el Jiloca. ¡Tras ver el museo te acercas a la pastelería para hacer una cata y! ¡Aviso a lamineros! te puedes volver loco con su escaparate y con sus almojábanas rellenas de crema. La última parada es en Lechón, camino a Anento. Y aunque lo parezca aquí no vamos a hablar de derivados del cerdo sino de un producto renacido: HIDROMIEL El proyecto de Hidromiel Rasmia lo encabezan los hermanos Arvise y Antonio que desde este pequeño pueblo de Zaragoza elaboran y comercializan una bebida muy antigua, pero que ellos modernizan y le dan cuerpo y sabor con otros sabores de la zona como por ejemplo el Lúpulo de Daroca.

¡EN MARCHA!  Y A DISFRUTAR

Créditos imágenes: HidromielRasmia, MuseodelAzafran, MuseodelJamón, Pasteleriamanuelsegura.

Autora: Mercedes Arruebo Nogueras

Twitter @mercedesarruebo

Instagram @merarruebo

Últimas publicaciones

¿Quieres ver todos los artículos?