Motivos por los que deberías hacer uno de estos senderos circulares en Aragón

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Te contamos los motivos por los que deberías hacer uno de estos senderos circulares en Aragón.

Al practicar cualquiera de las rutas que te proponemos podrás  disfrutar de varios de  los mejores paisajes de la comunidad. La práctica de senderismo hace que aumente la autoestima, mientras respiras aire puro. Además es el momento perfecto para disfrutar en familia, descubrir y disfrutar de lo más natural de Aragón.

Os proponemos tres rutas de mayor a menor dificultad. ¡En marcha!

VUELTA A LAS ROCAS DEL MASMUT

Uno de los símbolos naturales de Peñarroya de Tastavins, un lugar con olores a olivos y almendros.

DIFICULTAD: ALTA

DISTANCIA: 11KM

DURACIÓN: 4 HORAS, RUTA CIRCULAR

Rocas de Masmut

La ruta es circular, da la vuelta al macizo rocoso de las Peñas del Masmut, necesitaremos en algún tramo utilizar la concentración, las manos y los pies.. .pero no os preocupéis, la recompensa será extraordinaria.

 El lugar de la salida es por la calle del Sol, que nace en la plaza de la Iglesia. Se inicia por el camino de Vallibona, por donde cada siete años se recibe la romería que viene de dicha localidad castellonense. Se atraviesa una zona de pequeñas balmas y construcciones insertadas en la roca, que eran utilizadas para tener diversos ganados. A escasos metros tenemos una derivación a la izquierda que nos llevaría al ‘Parque aragonés de la vivienda en el medio rural’, con recreación de diversas construcciones del pasado.

Las rocas del Masmut es uno de los símbolos de Peñarroya de Tastavins, y fuente innumerables referencias, poesías y leyendas. Se trata de un impresionante monolito de paredes verticales de más de cien metros de altura, con diferentes formas y perspectivas en la cara norte y en la cara sur. Su altitud se sitúa en los 1058 metros. Se forma en el Paleogeno con los primeros materiales erosionados del macizo montañoso, a base conglomerados, areniscas y arcillas.

Su nombre podría derivar del topónimo ‘Masmuda’, una tribu bereber de Marruecos que estaría asentada en este territorio en tiempos de la ocupación árabe.

En el lado noroeste de las rocas existe una importante colonia de buitres. Desde la cima de estas rocas podremos contemplar la espectacular belleza del entorno. En la cara sur existen vías de escalada de más de ciento 150 metros.de recorrido.

Fuente: Senderos Turísticos de Aragón

RUTA POR CANFRANC ESTACIÓN

Este paseo circular permite conocer el entorno natural que rodea a la Estación Internacional de Canfranc, inaugurada en 1.928 y que sirvió como raíz para la expansión del pueblo de Canfranc.

DIFICULTAD: BAJA

DISTANCIA: 4,3 KM

DURACIÓN: 1H. 20 MINUTOS. RUTA CIRCULAR

DESNIVEL: + 135 mts. /  – 140 mts.

Ruta Canfranc circular
Estación de Canfranc
Créditos: Turismo de Aragón

Situados en el extremo norte de Canfranc-Estación, se cruza el puente sobre el río Aragón, tomando la pista que se dirige al Col de Ladrones. Pasado el acceso al Paseo de los Melancólicos, justo antes de que la pista realice un gran giro a la izquierda, tomamos el camino a la derecha que indica “Pista de Picaubé”. Al llegar a esta, vamos hacia la derecha para alcanzar enseguida, entre el pinar, la Casita Blanca y el antiguo vivero donde se cultivaban los plantones de pinos destinados a contener aludes en las laderas.

Continuamos en descenso por la pista hacia la fuente de la Herradura, donde encontramos un desvío que enlaza con el paseo de los Melancólicos. Lo obviamos y proseguimos en descenso cada vez más pronunciado hasta la carretera, pasando junto a la central eléctrica de Ip, cruzando el vial y regresando hacia el pueblo.

Internándonos por la calle Cortes de Aragón, hasta enlazar con el camino de los Ayerbes, que discurre sobre la localidad. El camino se interna en dirección norte por un denso bosque de pinos y abetos, entre los que crecen hayas, avellanos y fresnos. Así, por la parte baja del barranco de Estiviellas, regresamos al extremo norte del núcleo urbano, donde hemos comenzado el paseo, contemplando la boca del antiguo túnel de ferrocarril.

Fuente: Montaña Segura

RUTA POR LOS PINARES DEL RÓDENO. VISITA A LAS PINTURAS RUPESTRES

Un recorrido por el maravilloso Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno. Un sencillo y agradable paseo que podemos hacer en familia sin apenas desnivel en el que podremos descubrir algunos de las ejemplos más importantes del arte rupestre levantino, disfrutar de una las panorámicas más espectaculares de Teruel y alucinar viendo a los escaladores trepar por los enormes bloques de rodeno.

DIFICULTAD: BAJA

DISTANCIA: 2 KM

DESNIVEL: + 50 mts.

Pinturas rupestres Albarracín Pinares Rodeno

Desde Albarracín, pasando por el barrio del Arrabal, tomaremos la carretera que se dirige a Bezas. Tras recorrer 5 km llegaremos al Área recreativa del Navazo, en el paisaje protegido de los Pinares de rodeno, donde comienza la ruta. Esta zona cuenta con numerosas zonas de aparcamiento, además de mesas de picnic y zonas de juegos para niños.

Comenzamos la ruta al lado del área recreativa y zona de Aparcamiento de El Navazo. Tomamos el camino en dirección a la Zona del Arrastradero.

Siguiendo en todo momento el camino, atravesamos una zona abierta de picnic que cuenta con algunos juegos infantiles, para de inmediato adentrarnos entre los pinos y el rodeno, la piedra rojiza característica de esta zona. Las peculiares formas del rodeno y su textura rugosa, convierten al Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno es una paraíso para practicar el búlder, una técnica que consiste en escalar bloques de roca sin el empleo de cuerdas o cualquier otro tipo de seguro empleado en la escalada clásica. Recorridos apenas 400 m encontraremos el primero de los abrigos: el Abrigo de la Cocinilla del Obispo, al que accederemos por una pasarela. El abrigo contiene algunos de los mejores ejemplos del arte levantino rupestre, con escenas de toros, caballos y otros animales, que podremos jugar a distinguir en sus paredes con la ayuda de unos paneles.

Tras girar el camino, llegaremos hasta el Arboreto del Arrastradero, una pequeña zona botánica delimitada que comenzaremos a rodear por la derecha. Enseguida alcanzaremos el segundo de los abrigos de la ruta: el Abrigo del Arquero de los Callejones cerrados, situado a apenas 1 km desde el inicio y en el que encontraremos entre muchas escenas la de un arquero, utilizado como símbolo del Parque Cultural.

Tras visitar el abrigo, proseguiremos nuestro camino 200 m hasta finalmente alcanzar el fantástico Mirador de Peñas Royas, desde donde podremos disfrutar de una de las panorámicas más completas del Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, antes de comenzar el camino de regreso.

Reharemos nuestros pasos hasta al abrigo del arquero para abandonar el camino accesible y tomar la senda que atraviesa el arboreto, ahora en dirección Oeste. Tras dejar el arboreto detrás, y poco antes de alcanzar un cortafuegos, llegaremos al Abrigo de los Dos Caballos, que encontraremos a nuestra derecha bajo un enorme bloque.

Sin pérdida posible y sin apenas desnivel, avanzaremos por un amplio camino de tierra alternando claros y pinos. Pasaremos junto a dos abrigos más: el Abrigo del medio Caballo, y el Abrigo de las Figuras diversas, muy cerca el uno del otro.

A partir de este punto continuaremos junto a la carretera durante aproximadamente 200 m, antes de finalmente alcanzar el Área recreativa del Navazo, donde comenzamos la ruta.

Fuente: Wikiliks

Pinares del Ródeno

Últimas publicaciones

¿Quieres ver todos los artículos?