Dave Meler, Visitar San juan de la Peña, la cuna de Aragón

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Tengo que reconocer que cuando recibí el mensaje de Mercedes pidiéndome que colaborara con LOVE ARAGÓN me sentí halagado. La premisa era sencilla: “escribe algo sobre Aragón, acerca de tus lugares preferidos”; hasta que te sientas ante un papel en blanco. Esto es como cuando alguien te dice “cuéntame algo”. Lo más seguro es que tengas muchas cosas que decir, pero ante una frase así el cerebro se queda en bloqueado (¿no os pasa a vosotros?).

Conozco a Merche desde que empezamos a formarnos como bloggers y Community Managers allá por el año 2012 (cuando ni siquiera se sabía que era eso). Colaboramos juntos en mi proyecto iHistoriArte con otros compañeros. Y sé de su pasión por los viajes y sobre todo por Aragón, nuestra tierra. Así que ante una petición como esta tenía que dar lo mejor de mí, como escritor y redactor de contenidos, debía estar a la altura.

Si bien es cierto que por mi trabajo llevo muchos años fuera de mi tierra, Aragón me apasiona. Nuestros paisajes naturales llenos de contrastes, nuestra gente (“cabezones pero buena personas” -como dice mi madre-) y nuestra gastronomía son todo un patrimonio. Entonces mi mente empezó a fluir… Jaca, Sobrarbe y Ribagorza… los escenarios de mi novela “La traición del rey”.

En definitiva puedo decir que uno de mis lugares predilectos de Aragón es el Monasterio de San Juan de la Peña.

Será por mi pasión por la historia, por las leyendas que lo rodean o por la belleza del entorno, pero tengo que reconocer que cada vez que visito la “cuna de Aragón” siento una energía especial. Recorrer los pasillos donde se fraguaron alianzas que marcaron nuestra historia, visitar las tumbas de los primeros reyes de Aragón o sentarte sobre piedras milenarias que esconden los secretos de nuestra tierra, hace que se me erize la piel.

En pleno Pirineo Aragonés nos encontramos el denominado Paisaje Protegido de San juan de la Peña y Monte Oroel. Un conjunto de espacios naturales y edificaciones características del románico aragonés, que fue parada habitual del Camino de Santiago.

Durante tu visita a San juan de la Peña podrás recorrer el claustro, observar las tumbas de los primeros monarcas del reino en el Panteón Real, acceder a la sala de concilios o entrar en las iglesias prerrománica y alta entre otras maravillas. Aunque solo se conserva una parte de todo el conjunto, podemos hacernos una idea de particularidad del complejo a través de las diferentes formas y estilos artísticos que se han sucedido a lo largo del tiempo.

Para comprender mejor lo que estamos viendo es imprescindible visitar el centro de interpretación del Reino de Aragón y el centro de interpretación del Monasterio de San Juan de la Peña. Que nos darán las claves para entender su realidad monástica y su importancia en la historia de Aragón.

Visitar San Juan de la Peña y sus alrededores

A 1,5 km se encuentra la llanura de San Indalecio donde encontrarás el monasterio nuevo del siglo XVII, de estilo barroco. Y a los centros de interpretación.

A siete kilómetros, Santa Cruz de la Serós donde no te debes perder una visita a las joyas del románico: la iglesia de San Caprasio y la iglesia de Santa María. Si vienes desde Jaca, te recomiendo que elijas este camino y que te detengas para recorrer sus calles.

El entorno natural que lo circunda posee una biodiversidad sorprendente. Rodeado por grandes masas forestales de pino, carrasca y encinas. Con un ecosistema y una fauna llenos de vida. Su situación privilegiada lo hace perfecto para realizar rutas que te lleven a los miradores de San Voto o al Balcón de los Pirineos con unas vistas increíbles.

San Juan de la Peña
San Juan de la Peña. Wikipedia

Y si te cuento que el Santo Grial estuvo en el Monasterio de San Juan de la Peña…

Investigando para mi nueva novela descubrí que la leyenda del Santo Grial se encuentra ligada a la historia del monasterio de San Juan de la Peña. Según la tradición el cáliz de la última cena llegó a Huesca de manos de San Lorenzo desde Roma huyendo de las persecuciones de los romanos. Allí permanecería hasta la llegada de los musulmanes a la Península Ibérica. Cuando sería trasladado al monasterio para evitar el saqueo por parte de los ejércitos musulmanes en el año 713. Después pasaría por Zaragoza, la catedral de Valencia, sería escondido en una casa particular e incluso residiría por un tiempo en las islas Baleares… pero eso ya es otra historia… y te lo cuento en otro momento o siempre puedes leer mis libros.

San Juan de la Peña. Crédito Viajes National Geographic

 

Si te ha gustado este post déjanos tus impresiones en los comentarios o síguenos en las redes sociales y cuéntanos tus experiencias por Aragón.

El autor del post es nuestro amigo in love Dave Meler, copywriter y redactor de contenidos, su facebook

 

Últimas publicaciones

turismo postpandémico: un turismo de naturaleza y de experiencias

Turismo postpandemia

Tendencias en el turismo postpandémico: un turismo de naturaleza y de experiencias Con el virus todavía circulando en el mundo, aunque de forma más controlada, necesitaremos

Leer Más >>

¿Quieres ver todos los artículos?